PGR me puso una pistola en la cabeza; me obligó a aceptar sentencia: Javier Duarte

MéXICO | POLíTICA | | MIéRCOLES 27 DE FEBRERO DEL 2019 A LAS 12:45 PM

 

Javier Duarte acusó que la PGR lo obligó a aceptar la sentencia de 9 años

 

México.- Transcurridos 5 meses de aquel 26 de septiembre, día en que el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte se declarara culpable, hoy reveló que fue obligado "a aceptar la sentencia" (de 9 años), ya que asegura que la entonces Procuraduría General de la República (PGR) le puso "una pistola en la cabeza".

 

Lo anterior fue revelado en una entrevista que dio el ex mandatario veracruzano a Grupo Fórmula. Javier Duarte, además detalló que la PGR le dijo "O aceptas el juicio abreviado y te vas con esta (condena) o te ponemos delincuencia organizada y te hacemos toda una campaña para poderte condenar y te quedes el resto de tu vida en la cárcel”.

 

Duarte también dijo que algunas de las personas que testificaron en su contra nunca los conoció.

 

"Al que dicen que es mi contador lo vine a conocer aquí adentro, (...) así como otros que declararon en contra mía que hicieron y deshicieron por orden mía, yo nunca los conocí y realmente no tuve que ver en las acciones que dicen".

 

"No existe una cuenta, no existe un cliente, no existe una operación, no existe una empresa en donde yo o alguien de mi familia aparezca, solo están los dichos de estas personas que confiesan haber cometido estos ilícitos y por el simple hecho de que lo hicieron por órdenes mías les quitan los delitos y les dan lo que la ley señala como criterios de oportunidad, que son testigos protegidos y andan como si nada en la calle".

 

Javier Duarte se declaró culpable ante un juez federal por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero en el que le imputan haber desviado recursos del erario a través de una red de empresas fantasma, blanqueados en 41 inmuebles.

 

Como sentencia un juez federal lo condenó a nueve años de prisión y a una multa de 58 mil 890 pesos luego que se declarara culpable por lavado de dinero y asociación delictuosa.

 

 

 



 

 
Compartir
Twittear

HISTORIAS RELACIONADAS