Drogó, violó y dejó morir a joven; le dan menos de 3 años de cárcel

ESTADOS UNIDOS | INTERNACIONAL | | DOMINGO 18 DE NOVIEMBRE DEL 2018 A LAS 12:56 PM

 

La madre de la víctima considera que la sentencia parece una broma

 

EU.- A veces la justicia pone mano dura contra crímenes 'pequeños' como robo de comida o peleas callejeras, sin embargo, en otras ocasiones las condenas que da para actos horribles como homicidio o violacionesson irreales. 

 

Recientemente se dio a conocer el caso de Brian Varela, un joven de 20 años que fue sentenciado esta semana a 34 meses de prisión por drogar, violar y dejar morir a una chica de 18 años.

 

De acuerdo con información de KOMO News, el agresor se ganaba la vida como vendedor de estupefacientes en el condado de Snohomish, en el estado de Washington. 

 

Al no tener antecedentes penales, al ser declarado culpable de asesinato en segundo grado, violación en tercer grado y posesión ilegal de los restos de la víctima, Alyssa Nocesda, su condena fue pequeña. 

 

 

Gina Pierson, la madre de la chica, señaló que es 'una broma' y que luchará para conseguir que se condene a cadena perpetua al asesino. 

 

Según las investigaciones, el pasado 3 de febrero Varela invitó a la joven a una fiesta en su casa. Conocido por consumir y vender drogas, el joven animó a la chica a esnifar analgésicosy fumar marihuana líquida. Después de aquello la chica quedó en estado inconsciente y, en vez de solicitar ayuda, el chico aprovechó para violarla. A continuación, se hizo selfis posando con la víctima, se las envió a sus amigos y siguió jugando a la consola hasta quedarse dormido.  

 

A la mañana siguiente, tras encontrar muerta a la chica, Varela se vistió, fue al trabajo —en una cadena de comida rápida— y una vez allí se jactó de lo que había hecho ante un compañero del trabajo, que alertó a la policía. Cuando los agentes acudieron a la casa prefabricada del joven, descubrieron allí el cuerpo de la fallecida con las piernas rotas, aparentemente listo para que cupiera en una caja. Según se desprende de la investigación, el narcotraficante trató de acceder al móvil de Noceda usando para ella un dedo del cadáver, con la idea de hacer creer que la chica se había escapado.

 

La juez del condado de Snohomish, Linda Krese, se ha declarado "sorprendida" e "indignada" por la deficiencia de la ley del Estado de Washington al resolver el caso con una sentencia tan reducida.

 

 



 
Compartir
Twittear

HISTORIAS RELACIONADAS