El paciente UNO y cómo se esparció el coronavirus en Italia

El conocido como paciente UNO, tuvo un mes donde asistió a cenas, juegos de futbol, carreras y todo con el virus en su cuerpo, aunque sin síntomas graves.

ITALIA.- Italia ha superado su propio récord en muertes de pacientes con coronavirus, esto tras tener la mala suerte de tener un paciente UNO súper esparcidor del virus que ya ha colapsado el sistema de salud.

Se trata de un hombre de 38 años que llegó a emergencias en el Hospital de Codogno, un pueblo de una provincia de Lombardía.

Tenía síntomas graves de gripe el 18 de febrero y pese a que entonces la crisis en China ya estaba destapada el caso no activó alarmas.

El paciente no quiso ser hospitalizado y se fue a su casa, volvió a enfermar y regresó al hospital que lo ingresó en una sala de medicina general.

Dos días después, fue a cuidados intensivos y ahí dio positivo al Coronavirus.


Aseguran avioneta con armas y drogas en BC


El conocido como paciente UNO, tuvo un mes donde asistió a cenas, juegos de futbol, carreras y todo con el virus en su cuerpo, aunque sin síntomas graves.

El profesor Walter Ricciardi dijo que Italia tuvo la mala suerte de tener un súper esparcidor en un área densamente poblada y dinámica que fue al hospital no una, sino dos veces, infectando a cientos de personas, incluidos médicos y enfermeras.

“Fue increíblemente activo”, dijo Ricciardi.

Pero tampoco había tenido ningún contacto directo con China, y los expertos sospechan que contrajo el virus de otro europeo, lo que significa que Italia no tenía un paciente identificable cero o una fuente rastreable de contagio que pudiera ayudarlo a contener el virus.

El virus ya había estado activo en Italia durante semanas, dicen los expertos, transmitido por personas sin síntomas y a menudo confundido con una gripe.

Se extendió por Lombardía, la región italiana que tiene mucho más comercio con China y el hogar de Milán, la ciudad culturalmente más vibrante y centrada en los negocios del país, de acuerdo con el New York Times.

“A quién llamamos” Paciente Uno “probablemente fue” Paciente 200 “, dijo Fabrizio Pregliasco, epidemiólogo.

El domingo 23 de febrero, el número de infecciones que se registraron pasó 130 e Italia cerró 11 ciudades con puestos de control policiales y militares. Los últimos días del Carnaval de Venecia fueron cancelados. La región de Lombardía cerró sus escuelas, museos y salas de cine. Los milaneses salieron corriendo a los supermercados.

Y al día de hoy, las imágenes que llegan de Italia son desoladoras, desde familiares que tienen que despedirse a través de una Tablet, adultos aislados, ataúdes trasladados por el ejército ante el acumulamiento de los mismos y aún no para.


Te puede interesar:

Back to top button