Disco de esmeril se incrusta en rostro de trabajador

El doctor Takeo Rivera explicó que en este tipo de lesiones el riesgo de infección es alto y no se puede perder mucho tiempo para actuar

BAJA CALIFORNIA.- Médicos del Hospital General de Zona (HGZ) No. 30 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Baja California realizaron un exitoso procedimiento quirúrgico para retirar un disco de uso para corte de metal que se incrustó en el rostro de un hombre de 56 años en un accidente laboral.

El trabajador de una empresa empacadora del puerto de San Felipe maniobraba una sierra circular eléctrica (esmeril o buffer) cuando inesperadamente se desprendió el disco y se fue con fuerza y velocidad directamente hacia su cara.

La acertada intervención quirúrgica permite que Gilberto *N* pueda hoy contar no sólo con la vida, sino con secuelas mínimas, a pesar de la impactante herida y el riesgo que representaba dada la fuerza del impacto y la zona en la que se alojó el artefacto.


Prepa Lázaro Cárdenas inicia programa piloto para regreso presencial


El accidente ocurrió el 1 de mayo, en una empresa ubicada a 30 kilómetros al norte del puerto de San Felipe, por lo que el paciente tuvo que ser trasladado a la Unidad de Medicina Familiar con Hospitalización (UMFH) No. 24 de ese lugar y, posteriormente fue enviado en ambulancia hacia Mexicali, lo que representó un tiempo aproximado de dos horas para ser ingresado a los servicios de urgencias del HGZ 30.

Posterior a estudios de tomografía y valoraciones por parte del equipo multidisciplinario encabezado por el neurocirujano Jesús Higuera Cárdenas y el especialista maxilofacial Roberto Takeo Rivera Estolano se procede a integrar el plan de acción conjuntamente con anestesiología, personal de enfermería y directivos del hospital para el suministro de los insumos necesarios.

El doctor Takeo Rivera explicó que en este tipo de lesiones el riesgo de infección es alto y no se puede perder mucho tiempo para actuar, “por fortuna el disco se impactó en una zona donde las arterias y los nervios se juntan, justo al lado de la nariz; sin dañar estructuras vitales o adyacentes como son el seno maxilar, el ojo o la cavidad bucal”, resaltó.

El especialista maxilofacial con ocho años de antigüedad en el IMSS, detalló que el plan trazado era evitar infección cerebral y estar preparados para controlar una hemorragia al momento de extraer el objeto.

Disco afectaba el cráneo e incluso una parte dentro del cerebro

Por su parte, el doctor Jesús Higuera, especialista en neurocirugía del HGZ No. 30, precisó que se trató de un caso complejo, toda vez que afectaba  áreas importantes como son el cráneo, una parte dentro del cerebro; el macizo facial y la zona maxilar.  “Un dato relevante es que el impacto en el cerebro no afectó funciones neurológicas importantes”, indicó.

Puntualizó que el riesgo de sangrado al momento de retirar la hoja era elevado y cualquier complicación podría causar la muerte, por lo que fue importante el trabajo en equipo en la planeación y ejecución del procedimiento.

Con respecto a posibles secuelas, dijo que la zona afectada a nivel cerebral está relacionada al comportamiento humano, es decir, alteraciones de la memoria, lenguaje o coherencia, pero afortunadamente hasta el momento el paciente evoluciona favorablemente sin mayor daño, salvo la parte estética.

Gilberto, al recordar los hechos, reconoce que no haber utilizado adecuadamente el equipo de trabajo puso en riesgo su vida, por lo que le recomienda a quienes usan ese tipo de aparatos poner atención y utilizar aditamentos de protección, ya que en sólo un segundo puede cambiarles la vida.

“Agradezco a Dios, médicos, psicólogos y todo el personal del IMSS por las atenciones; me orientaron, me hicieron la operación y aquí estoy, nunca había utilizado al Seguro Social y no tengo forma de expresar mi agradecimiento”, concluyó.


Te puede interesar:

Back to top button