Desaparecieron a Padre e hijo; encuentran restos 1 año después

HERMOSILLO.- A Marco Antonio padre e hijo los desaparecieron el 5 de mayo del 2020 en el trayecto de Hermosillo a San Pedro. Un año y dos meses después, sus restos fueron entregados a sus familiares.


¿Por qué no se abrió la frontera? ya hay una respuesta


Fue el 4 de abril que el colectivo Buscadoras por la Paz, localizó una fosa clandestina en la que había los restos de al menos cuatro personas en la comunidad rural de Molino de Camou, en el lugar conocido como Fructuoso Méndez.

Ahí, mientras escarbaban, una de las mujeres del colectivo reconoció las prendas de un varón a quien conocían como “El Rigo”, pero dejaron que la autoridad genética la que les confirme la identidad de la persona.

Poco más de tres meses después la prueba genética arrojó resultados positivos para Marco Antonio Montaño Quevedo y Marco Antonio Montaño Espinoza, padre e hijo desaparecidos durante el mes de mayo del 2020.

En la localidad de Fructuoso Méndez se han encontrado en diversas fosas los restos de al menos 26 personas, las cuales están siendo procesadas por el Laboratorio Científico de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE).

El colectivo Buscadoras por la Paz, publicó un comunicado en sus redes sociales en donde expresan su dolor y se unen a la pena que embarga a sus familiares.

“El objetivo principal de nuestro colectivo Buscadoras por la Paz Sonora, es primero que nada brindarles a las familias que tienen desaparecidos el mayor apoyo posible, en búsquedas, acompañándolas a las instalaciones de SEMEFO, publicando las fichas de búsqueda de sus seres queridos.”

Muchos desaparecidos

Aunque no hay una cifra concreta, se estima que en Sonora hay alrededor de 4 mil personas sin localizar desde el año 2015 a la fecha. Cada día se reportan en promedio la desaparición de cuatro personas en Sonora, mientras que la mayoría de las denuncias se realizan sobre todo en plataformas digitales antes que en la Fiscalía General de Justicia.

Los municipios donde más se registran desapariciones son Nogales, Caborca, Hermosillo, Guaymas, Empalme y Cajeme, pero lastimosamente, se está convirtiendo en un tema generalizado a nivel estatal.

Cecilia Delgado Grijalva, líder de la agrupación Buscadoras por la Paz, mencionó que este año han percibido un incremento en el número de personas desaparecidas, sobre todo de mujeres, ya que por lo general llegan a encontrar, con vida o sin vida, a más hombres.

De acuerdo a datos recabados, la edad recurrente de los hombres que tienen registrados como desaparecidos oscila entre los 18 y 32 años, mientras que en el caso de las mujeres va de los 17 a los 25 años.

Para contribuir en la contabilidad de los casos, uno de los requisitos que tienen los colectivos de búsqueda para publicar reportes en sus redes sociales, es que los familiares realicen una denuncia ante la FGJE.

“Muchos tienen miedo a denunciar ante las autoridades, les digo que no es en contra de nadie sino que es por la desaparición de su ser querido, la mayoría accede”, añadió.

Así como las Buscadoras por la Paz, existen al menos ocho colectivos de búsqueda en la entidad liderados por madres de familia que desean encontrar a sus hijos, ya sea con vida o no, sólo para darles un descanso digno y la última despedida.


Te puede interesar:

Back to top button