Conmoción por el asesinato de la niña Lola Daviet en París

AGENCIAS.- Lola Daviet era una niña de 12 años que desapareció tras regresar del Colegio el pasado viernes de acuerdo con medios franceses, el cadáver fue localizado al interior de una maleta abandonada en la calle.


Tras el hallazgo hecho por una persona en situación de calle se realizó la autopsia misma que determinó que la menor “murió por asfixia”.


Ahora se informó que la principal hipótesis es que los responsables formaban parte de una red de tráfico de órganos. Una de las razones que llevan a los investigadores a pensar esto es que la niña tenía en su pecho los números 1 y 0.

El cuerpo apareció en la madrugada del sábado en el distrito XIX de París, en la calle Manin al 119. Sus restos estaban en el patio de entrada del edificio en el que Lola Daviet, la víctima, vivía con su familia.
Los padres de Lola habían empezado su búsqueda desde el viernes y por una cámara de seguridad del edificio vieron que la niña había vuelto a su casa acompañada con una mujer.


Irá 23 años a prisión por violar a una niña de 10 años


En las imágenes se ve a Lola asustada. Eran las 15:20 horas del viernes y fue la última vez que se la vio con vida.
Luego, las cámaras volvieron a captar a la mujer, saliendo del edificio, sola, con una valija muy grande y pidió a varias personas que le ayudaran a transportarla y ofrecía mucho dinero por lo que una persona alertó a la policía.

La maleta fue encontrada por una persona en situación de calle alrededor de las 23:00 horas en una calle perpendicular a donde vive la niña.

El cadáver de la menor tenía cortes profundos en la garganta y estaba atado con cinta adhesiva de embalaje.

También trascendió que hallaron cinta y un cúter en un sótano del edificio donde vivía la víctima. Pese a los cortes encontrados, la autopsia arrojó que la causa de muerte fue la asfixia. Por esa razón se cree que las heridas habrían sido efectuadas después de la muerte de la menor.

A raíz del crimen, ocho personas sospechosas han sido detenidas, incluyendo la mujer que aparece en los videos y de quien se dice tiene algún padecimiento mental.

Los vecinos del barrio están sorprendidos y conmocionados por lo sucedido. “Es horrible, horrible. Tengo miedo de dejar a mis hijos en el barrio”, dijo la madre de una estudiante de quinto grado del instituto Georges Brassens, donde Lola cursaba séptimo grado.

La dirección de la escuela anunció la instalación de grupos de apoyo psicológico para toda la comunidad educativa.


Te puede interesar:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button