Colocan ofrenda a niños asesinados en Rosarito

Los hechos ocurrieron el pasado 9 de agosto, posteriormente las autoridades dieron a conocer la identidad de los infantes y que el principal sospechoso era su padre Matthew Coleman quien ya estaba en custodia en territorio estadounidense.

ROSARITO.- El sitio donde fueron localizados los cadáveres de los niños Roxy y Kaleo asesinados por su padre ya tienen unas pequeñas cruces a manera de ofrenda misma que fue realizada por el hombre que los localizó y dio parte a las autoridades.

La pequeña ceremonia consistió en una pequeña oración y agua bendita para que puedan descansar en paz según compartió Don Roberto.

“Pensé en poner unas crucecitas a los niños y espero que ellos me den la fuerza, fortaleza de agarrar mi sueño ahora sí bien (…) fuimos por agua bendita a la iglesia para bendecir las cruces el lugar ahí donde ellos quedaron (…) para mi significa mucho los sentí como si fueran de mi familia y dice mi nieto son familia de nosotros vamos a ponerles sus cruces para que estén en el cielo”, explicó.

LEE LO SIGUIENTE:  Revelan causa de muerte de niño de cinco años
Foto: Alejandra Guerra

Don Roberto es un trabajador de la zona que acudía a sus labores diarias cuando se percató de restos de sangre en el camino y con ayuda de su perro localizaron a los pequeños entre los matorrales por lo que dio parte a las autoridades.

Paga tu predial

FGE busca a Dania Paulina Bodart


Los hechos ocurrieron el pasado 9 de agosto, posteriormente las autoridades dieron a conocer la identidad de los infantes y que el principal sospechoso era su padre Matthew Coleman quien ya estaba en custodia en territorio estadounidense.

En una declaración jurada Coleman dijo que fue iluminado y asesinó a sus hijos porque se convertirían en monstruos ya que habían heredado ADN de serpiente, también se dijo consciente de que lo que hizo estaba mal pero consideraba que “estaba salvando al mundo”.

LEE LO SIGUIENTE:  Niña y su madre fueron acribilladas en Tijuana

Matthew Coleman será procesado por el asesinato de sus hijos Roxy y Kaleo de 10 meses y 3 años de edad respectivamente; el próximo 31 de agosto se presentará ante la Corte Central de Los Ángeles, California.


Te puede interesar:

Back to top button