Asesinó a su esposo, luego de saber lo que le hacía a sus hijos

Vertió agua hirviendo sobre la víctima, quien se encontraba dormido.

AGENCIAS.- El Tribunal de la Corona de Chester, en Neston, al norte de Inglaterra condenó a cadena perpetua, con una pena en prisión mínima de 12 años, a Corinna Smith tras declararla culpable de asesinar a su esposo.

El caso estremeció a los medios en su momento, pues ocurrió el 14 de julio del 2020, y fue hasta un año después que recibió su sentencia final.


Queman ‘picadero’ durante la madrugada


Los hechos

Según registró la BBC de Londres, la mujer de 59 años atacó a su marido con una mezcla de agua hirviendo y tres kilogramos de azúcar.

De acuerdo al reporte policial, Smith vertió el agua sobre su cónyuge, Michael Baines de 81 años, mientras él estaba dormido.

Los fiscales dijeron ayer a Chester Crown Court que el azúcar “hizo que el líquido fuera más viscoso, espeso y pegajoso, de tal modo que se queda en la piel y causa un daño mayor”.

Baines permaneció poco más de dos semanas en una Unidad de Quemados y sufrió quemaduras importantes en el 36 por ciento de su cuerpo; se sometió a cirugía e injertos de piel, pero murió tiempo después en el Hospital Whiston en agosto del año pasado.

Arrojar agua hirviendo sobre alguien cuando está dormido es absolutamente horrible. Mezclar también tres bolsas de azúcar con el agua demostró la determinación que tenía de causar un daño grave“, declaró Paul Hughes, el inspector del caso.

Según reportes de la prensa local, la mujer habría decidido atacar a su marido después de que una de sus hijas le confesara que Baines había abusado de ella y su hermano Craig “durante muchos años, cuando ellos eran niños”.

El hermano, Craig, se suicidó en 2007 y había sido encarcelado por agresión.

Finalmente, el tribunal de la localidad determinó que la mujer era culpable de asesinato y debe cumplir una cadena perpetua, con un mínimo de 12 años en prisión.


Te puede interesar:

Back to top button