Niño es abusado por abuelo y primos

Durante la valoración psicológica, el personal especializado de la dependencia, detectó afectaciones emocionales, asociadas con el hecho denunciado, como lo es sensación de vulnerabilidad constante y desconfianza a sus presuntos agresores, entre otras.

AGENCIAS.-Un niño de ocho años está bajo resguardo de autoridades tras presuntamente ser víctima de abuso por parte de su abuelo y primos según El Zócalo.

Los cuatro familiares están siendo investigados por la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia, además desde septiembre, el padrastro, abuelo y dos primos son investigados por la Fiscalía tras ser señalados por abuso sexual.

El niño fue evaluado psicológicamente y este estudio coincidió con lo señalado por el niño, sin embargo, la madre no quiso tomar acción legal.

Al ser el abuso sexual, un delito que se persigue de oficio, los agentes de investigación criminal continuaron las investigaciones, encontrando al menor con omisiones de cuidado considerables, por lo que determinaron urgente su resguardo por parte del estado.


Bebita muere por abuso sexual de primo de 30


Durante la valoración psicológica, el personal especializado de la dependencia, detectó afectaciones emocionales, asociadas con el hecho denunciado, como lo es sensación de vulnerabilidad constante y desconfianza a sus presuntos agresores, entre otras.

El menor relató a las autoridades que en casa de su abuela “chacha” le hacen “cochinadas”, por lo que él considera que no es un lugar bueno, pues en ocasiones le genera dolor, e incomodidad, por lo que no le gusta vivir ahí.

Desde muy temprano, el pequeño víctima era despertado por su primo a quien únicamente identifica como “gusito” de 13 años de edad el cual lo obligaba a jugar a cosas que al pequeño no le gustaban.

“Gusito” lo besaba en el cuello y las orejas, y luego le bajaba los pantalones, le retiraba la ropa interior y comenzaba a frotar su cuerpo contra el del menor, para acabar masturbándolo, siendo ésta última acción la que en una ocasión le provocó una herida que sangró y asustó al victimario quien paró el “juego” para no ser delatado.

Esas mismas acciones las hacía su abuelo “Paco”, quien constantemente le frota los genitales, aprovechando la soledad de su habitación, e incluso, en una ocasión acostó al menor para subirse sobre él y rozar su área pélvica.

Éste mismo relato se replicó con su padrastro, quien es señalado por los mismos actos, hecho que según fuentes internas de la PRONNIF impidió que la madre del pequeño interpusiera la denuncia correspondiente por los hechos.

La dependencia también investiga la condición de una niña de 7 años de edad de nombre “Ingrid”, quien también victimaba al menor, situación que les da indicio de que posiblemente ella también padece los mismos abusos de sus familiares.


Te puede interesar:

Back to top button