Margarita fue quemada por sus familiares, su agresión quedó grabada

Margarita rogó por ayuda para sofocar el fuego que abraza su cuerpo. “¡Ayúdame por favor, ayúdame por favor. Échame agua!”

AGENCIAS.- La disputa por una casa culminó con una familia prendiendo fuego a Margarita, los hechos ocurrieron en Cuautla, Morelos y todo quedó grabado en un video de menos de tres minutos.

La quema de Margarita a manos de sus familiares, por la disputa de una casa en Cuautla, Morelos, quedó grabada en un video con duración del 2:45 minutos. En las imágenes captadas por el hijo mayor de la víctima de feminicidio se aprecia a Primitivo “N”, presuntamente concuño de Margarita, cargando una garrafa de gasolina.

El feminicida camina directo hacia Margarita, eleva la garrafa con el combustible y lo arroja sobre el cuerpo de la víctima. “Échale un cerillo, échale un cerillo”, le gritan las mujeres que lo acompañan para agredir a Margarita y a su familia.

Las escenas del ataque muestran cuando cuatro mujeres y tres hombres ingresan en una calle polvorienta de la colonia Ex Hacienda de El Hospital. Se acercan hacia la casa donde habitaba Margarita, sus tres hijos y su madre Andrea Martínez.
“Yo nada más te digo. Acércate, acércate”, exclama Andrea en un intento por amedrentar a sus agresores. No lo logra.


SSCBC separa de funciones a elementos estatales por mala actuación


Entre el grupo destaca Primitivo “N”, vestido con camisa tipo Polo, color gris y pantalón de mezclilla. En su mano derecha carga una garrafa con gasolina. Camina del lado derecho de la calle con dirección hacia donde se encuentra su concuña Margarita Ceceño. Una de las mujeres del grupo agresor llevar un palo en la diestra.

Primitivo sigue caminando por el lado derecho de la calle y mientras la madre de Margarita intenta disuadir a los agresores de cualquier acto violento, el hombre levanta la garrafa de la gasolina y con las dos manos arroja el combustible al cuerpo de Margarita.
Enseguida brotan los gritos de las mujeres que acompañan el grupo: “Échale un cerillo, échale un cerillo”. Instantes después se escuchan gritos de dolor de Margarita y otros de sus agresores: “Vas a valer madres”.

Margarita rogó por ayuda para sofocar el fuego que abraza su cuerpo. “¡Ayúdame por favor, ayúdame por favor. Échame agua!”, se oye en el video.

El hijo mayor de Margarita, de 11 años de edad, sigue grabando todo con su teléfono móvil, presencia la quema de su madre y grita improperios contra el grupo agresor.


Te puede interesar:

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button