Alejandra Guzmán rompe el silencio tras señalamientos de su hija Frida

En un video corto, la cantante dio un espaldarazo a su padre y dijo que pone las manos al fuego por él.

AGENCIAS.- Alejandra Guzmán rompió el silencio tras los señalamientos de su hija Frida Sofía contra su padre Enrique Guzmán.

En un video corto, la cantante dio un espaldarazo a su padre y dijo que pone las manos al fuego por él.

La rockera se sinceró sobre lo que su padre y familia han sufrido desde que su hija aseguró que fue víctima de tocamientos y abuso sexual al interior de su núcleo cercano y ofreció a Frida Sofía buscar ayuda conjunta para solucionar los problemas familiares que han resonado desde hace casi tres años.

“Te ofrezco arreglar esto de la mejor manera, buscar un buen terapeuta, alguien que nos pueda ayudar. Yo sé que podemos, te ofrezco mi corazón y todo mi amor porque yo te parí”, dijo en un video publicado desde su cuenta de Instagram.


Liberan a presunto abusador de la actriz Daniela Berriel


Aunque en un comunicado ya había expresado su interés de no mostrarse en público por este escándalo, la cantante utilizó su cuenta de Instagram para defender de las acusaciones a Enrique Guzmán.

“Es delicado, es muy triste ver a mi padre y comprender por lo que está pasando porque yo también estoy pasando por esas acusaciones sin bases, que no son justas”, dijo para referirse al estado anímico del cantante de La plaga.

“Pongo las manos en el fuego por mi padre, que me ha dado y enseñado a trabajar y es un ejemplo para mí, es un gran hombre”, añadió para defender a Enrique Guzmán.

Aseguró que esta aparición la hizo ante la “delicada” situación a la que se enfrenta su familia y dejar claro que sí se ha esforzado por acercarse a su hija, siempre lejos de las cámaras y los medios de comunicación de por medio.

Por esta razón, pidió a la prensa a mantenerse al margen de este “asunto familiar” y se despidió con un sentido mensaje hacia su única hija: “Por favor, Frida, acércate”.

Esta semana Frida Sofía declaró que fue víctima de los manoseos de su abuelo desde que era una niña de cinco años, lo que pronto causó una gran polémica dentro y fuera de su familia.

“Siempre fue muy abusivo, me pongo a temblar porque tengo mucho que decir de eso. Un hombre muy asqueroso, un hombre muy abusivo (…) me daba miedo, siempre me daba miedo. Me hizo cosas feas”, confesó visiblemente afectada al periodista Gustavo Adolfo Infante.


Te puede interesar:

Back to top button