Marco Antonio y Aracely tuvieron un noviazgo de siete años hasta su trágica boda en Caborca

Todo hace indicar que el asesino se equivocó de víctima

SONORA.- Siete años de noviazgo y desde hace un año prepararon casarse el 22 de octubre en el templo de La Candelaria de Caborca, todo era felicidad hasta que al salir de la misa, ya como marido y mujer, un solitario gatillero acabó esa felicidad al disparar en al menos cuatro ocasiones contra el novio.

El ataque fue directo contra Marco Antonio de 32 años, una de las balas dio en la espalda de su hermana, de inmediato todos hablaron al 911 y a la Cruz Roja para que los auxiliaran, pero el protocolo de seguridad en caso de enfrentamientos armados hizo que las ambulancias llegaran 20 minutos después de la agresión, la desesperación era lo que reinaba, nadie atinaba a entender lo que había pasado.

Los paramédicos hicieron lo posible por reanimarlo y lograron estabilizarlo, pero el recién casado había perdido mucha sangre, las cuatro balas dieron en el pecho del hombre quien murió camino al hospital.


Asesinaron a la persona equivocada en Caborca


En los primeros momentos nadie atinaba a saber qué había pasado, porque Marco Antonio era originario de Durango, ciudad donde días antes desposó por lo civil a su novia, él vivía en Guadalajara, donde laboraba como ingeniero en sistemas en una empresa establecida.

No tenía antecedentes, su mundo eran el trabajo, su familia y Aracely, una residente de Caborca de 30 años de edad, quien es maestra de un colegio particular, e integrante de una familia conocida de empresarios de Caborca.

La imagen de Aracely con el sufrimiento y la desesperación en su rostro, y caminando con su vestido de novia manchado con la sangre de su esposo, era doloroso.

Ese fin de semana la iglesia de La Candelaria celebró seis bodas, la del sábado a las 18:00 horas se casaría en esa iglesia un personaje que es identificado como objetivo prioritario por las autoridades, pero de último momento realizó su enlace matrimonial pero en otra ciudad, al gatillero que iba a liquidarlo no le llegó esa información y cumplió su encargo con la persona equivocada.

La Fiscalía de Sonora no descarta ninguna línea de investigación y confirma que el ataque pudo ser dirigido a otra persona, por lo que mantiene las averiguaciones.


Te puede interesar:


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button