Luna Azul en pleno Halloween

En el portal de la Nasa, la agencia también explicó que este fenómeno no afecta en nada el color de la luna

AGENCIAS.- Este año el Halloween no traerá también el fenómeno de “Luna Azul”, mismo que no volverá a repetirse hasta el 2039.

Aunque el nombre que se le ha otorgado a este fenómeno de luna azul genera mucho misticismo a su alrededor, la realidad es que, durante esta fecha, la luna no cambiará a una tonalidad azul, simplemente se le conoce con este nombre porque será la segunda luna llena que aparece en un mismo mes.

“Usualmente, los meses solo tienen una luna llena, pero a veces una segunda se cuela. Las fases llenas están separadas por 29 días, mientras que la mayoría de los meses tiene 30 o 31 días de duración, por lo que es posible que quepan dos lunas llenas en un solo mes. Esto ocurre cada dos años y medio en promedio”, explicó la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (Nasa).


Nuevos partidos tendrán 600 mdp


En el portal de la Nasa, la agencia también explicó que este fenómeno no afecta en nada el color de la luna, y que, de hecho, “la mayoría de las lunas azules se ven pálidas y blancas, al igual que la luna que vemos en cualquier otra noche”.

La explicación de este evento cósmico recae en el ciclo metónico, nombrado así por el griego Metón de Atenas, quien descubrió el ciclo lunar. En este, tienen que pasar 19 años para que las órbitas de la Tierra y de la Luna coincidan en el mismo punto, y es por ello, que no se volverá a ver una luna azul durante Halloween hasta 2039, 2058 o 2077.

¿Existe la luna azul?

De acuerdo con la Nasa, la Luna sí se puede llegar a ver de una tonalidad azul, pero para que esto suceda se necesita, generalmente, de una erupción volcánica.

La agencia espacial explica que, en 1883, luego de que el volcán indonesio Krakatoa erupcionara “con la fuerza de una bomba nuclear de 100 megatones”, se vieron lunas azules durante casi todas las noches.

“Esto se debió a las cenizas del volcán. Algunos de los penachos estaban llenos de partículas de 1 micra de ancho, lo que es prácticamente igual a la longitud de onda de la luz roja. Las partículas de este tamaño especial son ideales para dispersar la luz roja, mientras que permiten el paso de la luz azul. De esta manera, las nubes del Krakatoa actuaron como un filtro azul”, explicó la Nasa en su portal.


Te puede interesar:

Back to top button