¿Cuál es el día más largo del año?

Los solsticios de verano fueron observados desde la época de las antiguas civilizaciones, pues diferentes grupos se guiaban mediante el movimiento solar

AGENCIAS.- El día más largo del año, llega con la transición de la primavera al verano, mejor conocido como “Solsticio de Verano” y por lo consiguiente también tiene la noche más corta del 2021.

Este pasado 20 de junio, fuimos testigos del cambio de la segunda estación del año, la llegada del solsticio de verano, en la antigüedad, fue guía de los pueblos mesoamericanos quienes seguían el movimiento del Sol para predecir las fiestas del año. Hoy en día, sabemos que la existencia de este fenómeno se debe a la manera en que la Tierra órbita alrededor del Sol. El movimiento de nuestro planeta sigue una trayectoria elíptica, parecida a la forma de un ovalo. Esto es lo que produce que el polo norte se incline estrechamente al Sol.


Ana Karen y Jenifer se casaron en la marcha LGBTTI de Tijuana


La inclinación del eje terrestre, de acuerdo con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), se aproxima a 23.5 grados con respecto al Sol. Es por ello que, durante esta época del año, el hemisferio norte -al que pertenece nuestro país- recibe altas cantidades de luz solar. Mientras que en el hemisferio sur ocurre exactamente lo contrario, donde habita el 10% de la población mundial.

La fecha en que el solsticio de verano ocurre tiende a variar entre el 20 y hasta el 23 de junio. Esto, debido a que las horas de traslado de la Tierra, alrededor del Sol, pasan en 365 días más una fracción. Sin importar en cuál de estos días suceda, esta fecha se distingue por la prolongación de las horas iluminadas y la fugacidad de la noche.

Un evento milenario

Los solsticios de verano fueron observados desde la época de las antiguas civilizaciones, pues diferentes grupos se guiaban mediante el movimiento solar, ya que de esta manera se cercioraban que el calendario iba por buen camino.

Diversos investigadores han mencionado que el método a través del que los antiguos mexicanos daban cuenta de estos fenómenos era observándolos a simple vista y mediante un registro.

“Así enseñaban a otras generaciones a entender estos números, pues seguían el trayecto del Sol durante ciclos”. Con el tiempo comprendieron que cuando el día es más largo se aproximaba, llegaban “los tiempos del calor” y se representaban con los periodos de sequías y lluvias.


Te puede interesar:

Back to top button