Acuerdan programa de estimulación de lluvias

La Fuerza Aérea Mexicana apoyará el operativo con sus aeronaves

SONORA.- El gobernador Alfonso Durazo Montaño y Víctor Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, anunciaron un proyecto de colaboración para concretar un programa de estimulación de lluvias para la entidad, el cual beneficiará a más de 40 mil productores en el estado.

El gobernador Durazo Montaño destacó que, ante la problemática de sequía que persiste en la entidad, este respaldo de parte del Gobierno de México ayudará a productores agrícolas y ganaderos de la entidad durante la temporada de lluvias en el verano.

Desde la sede de la Secretaría de Agricultura, en Ciudad Obregón, se entregó al Gobierno de Sonora el convenio suscrito con la Comisión Nacional de Zonas Áridas (Conaza), documento que sentará las bases para combatir la sequía en la entidad.


Levantan bloqueo carretero mineros de Cananea


El mandatario estatal destacó que este fenómeno obliga a su administración a determinar acciones permanentes, para lo cual se han invertido en su atención más de ocho millones de pesos.

Fátima Yolanda Rodríguez Mendoza, secretaria de Agricultura en Sonora, expresó que este convenio permitirá iniciar los vuelos para esparcir el Yoduro de Plata, con el cual estimularán a que las nubes generen precipitaciones.

Se trata de la estimulación de nubes a partir de la técnica basada en la aplicación de Yoduro de plata, con el que se busca un incremento en la precipitación esperada, el cual es un proyecto conjunto SADER-SAGARHPA, con el que se busca mitigar la sequía y a su vez el aumento de la cobertura vegetal.

La estimulación de nubes tendrá impactos directos en el aumento de volumen en las presas La Angostura y El Molinito.

Los polígonos en los que se trabajarán son el Caborca hasta los límites con Chihuahua, lo que representan 2 millones de hectáreas a cubrir.

Además de Altar, Pitiquito, Santa Ana, Agua Prieta, parte del río Sonora, en un área de 150-200 de ancho y 600 hectáreas de largo.

Los impactos indirectos serán el incremento en el volumen de almacenamiento de agua en las presas con fines de suministro doméstico en asentamientos humanos y actividades productivas relacionadas con distritos y unidades de riego, además de favorecer a la ganadería, pesca y acuacultura, junto con la recarga de mantos acuíferos y el control de incendios.

Con la estimulación de nubes se tienen precipitaciones dentro del polígono son superiores en un 30% aproximadamente.


Te puede interesar:


Back to top button