AGENCIAS.- Dentro de poco los médicos podrán recetar robots co inteligencia artificial para tratar la disfunción eréctil según una investigación publicada en Psychology Today.

Dichos juguetes sexuales tendrían con los pacientes diversas conversaciones a fin de estimular su vida sexual y abordar distintos trastornos psicológicos, ya que ofrecerían la atención deseada.

Ellos nunca se resfrían, nunca rechazan al paciente y jamás tienen dolor de cabeza, argumenta Marianne Brandon, psicóloga clínica y terapeuta sexual. Contrario a lo que opina Birchard, psicólogo del Centro de Marylebone, quien cree que el uso de esta tecnología podría fomentar la adicción al sexo.

Ello, porque la adicción al sexo es una manera de anestesiar estados de ánimo difíciles de soportar como la soledad, la vergüenza, el aburrimiento, el estrés. Además, cumple una función de estimulante como cualquier otra adicción (al alcohol, las drogas, las compras, etc.)

TE SUGERIMOS  Estos síntomas podrían alertarte de cáncer de ovario

No obstante, la otra cara de la moneda señala beneficios como disminuir las tasas de natalidad, los divorcios y los corazones rotos, tal como pasó en Japón, donde las cifras de nacimientos disminuyeron considerablemente desde que los robos sexuales se pusieron a la venta.