Nacional

Marcha de mujeres vs presuntos policías violadores termina en vandalismo

CDMX.- La concentración denominada “No me cuidan, me violan”, que tuvo como propósito exigir justicia por los casos de presunto abuso cometidos por policías, derivó en agresiones hacia civiles y daños a los sistemas de transporte público.

Con el argumento de ser un movimiento “separatista”, desde su concentración, las manifestantes limitaron la participación de las personas del género masculino salvo a los extremos o al final del contingente, lo que generó que las mujeres más radicales gritaran, aventaran diamantina a sus rostros y en algunos casos agredieran físicamente a curiosos.

Asimismo, a su paso por la estación Insurgentes del Metrobús, manifestantes con rostros tapados, además de efectuar pintas, usaron todo lo que encontraron a su paso, como palos, piedras, incluso los extintores para romper todos los vidrios correspondientes a la publicidad, al tiempo que agredían a las personas que se encontraban en el andén y accesos.

Las manifestantes también ingresaron a la estación Insurgentes del Metro, de la Línea 1, donde hicieron pintas.

TE PUEDE INTERESAR:  El 12 de julio inició secuencia sísmica que sacude a la CDMX

“Justicia”, “Alerta que camina la lucha feminista por América Latina”, “Nos están matando y tú no haces nada”, “Agradezcan que queremos justicia y no venganza”, “El feminismo nunca ha matado a nadie, el machismo mata cada hora”, “Mi cuerpo es mío, yo decido, tengo autonomía, yo soy mía”, son algunas de las consignas que se escuchaban en la marcha de las mujeres, que inició la tarde de este viernes.

Durante su marcha que rodeó la Glorieta de los Insurgentes, las manifestantes detuvieron su paso en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en donde una valla conformada también por mujeres de la policía resguardaba el lugar.

TE PUEDE INTERESAR:  Diputado de Morena propone regular la prostitución

Lo anterior evitó que las manifestantes llegaran a las instalaciones de la dependencia y afectaran el inmueble.

Derivado de los actos violentos, algunas personas resultaron lesionadas, incluso en los rostros, además se registraron agresiones contra reporteros gráficos, camarógrafos y periodistas de diferentes medios de comunicación.

Destacó la agresión contra un conductor del noticiario adn40 de televisión, Juan Manuel Jiménez, quien durante su transmisión en vivo fue agredido físicamente, no por una manifestante sino por un hombre que se encontraba en ese lugar y de manera repentina le lanzó un fuerte puñetazo al rostro.

Fuente: El Gráfico

alfredoalvarez.mx
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba