ESTADOS UNIDOS.- Brittany Zamora de 28 años fue condenada a 20 años de prisión tras ser acusada de mantener relaciones sexuales con un menor de 13 años y será catalogada como agresora sexual.

Durante el juicio, Brittany se declaró culpable de los tres cargos que se le imputaron (conducta inapropiada sexual con un menor, intento de acoso sexual a un menor y de indecencia sexual pública), mismos que la harán ser vigilada de por vida una vez que termine su sentencia en prisión concluyó la jueza de la Corte Superior del condado de Maricopa, Sherry Stephens.


La maestra estará bajo supervisión de por vida y una vez que cumpla su sentencia deberá registrarse como agresora sexual.

TE SUGERIMOS  Denuncian caso de abuso sexual en primaria de Tijuana

Según los registros policíacos, los padres del menor fueron conscientes de lo que sucedía entre su hijo y la profesora después de que instalaron una aplicación en su smartphone, con la cual podían intervenir sus comunicaciones y detectar palabras que el software identificara como “sospechosas”.

Así mismo, la profesora comenzó el contacto con el menor a través de un sitio web que se utiliza para que alumnos y docentes tengan extensión de clases fuera de la escuela.

Durante el juicio se presentaron pruebas de que Zamora tuvo relaciones sexuales con el alumno en repetidas ocasiones en las aulas y en un atomóvil e, incluso, mientras estaban presentes otros estudiantes.

TE SUGERIMOS  Video sexual de líder de la Luz del Mundo, lo hunde

Los padres de familia encontraron que algunos alumnos ya habían reportado a las autoridades escolares la conducta de la profesora, pero nunca fueron notificados, por lo que también han presentado una queja contra la institución.

Sus padres han reconocido que el menor se encuentra con crisis de ansiedad y con depresión, además de tener constantes dolores de cabeza e incapacidad para dormir, todo derivado, aparentemente, por los eventos desatados por el juicio.

Esta familia ahora busca que se les pague la suma de 2.5 millones de dólares en reparación del daño ocasionado por la profesora a su hijo.

Por su parte, Zamora se dice consciente de todo lo que hizo y estar arrepentida.