AGUASCALIENTES.-  Una mujer con 23 semanas de embarazo fue intervenida por médicos del Hospital General de Zona No. 3 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Aguascalientes, donde le sacaron y reimplantaron un feto para retirarle un tumor.

De acuerdo con la información difundida, la joven de 34 años quedó embarazada sin saber que tenía un mioma por lo que tras avanzar el tiempo, empezó a tener molestias que le podrían complicar el desarrollo del feto.

Los estudios que le practicaron mostraron que la joven tenía una masa de 22 centímetros adherida a la parte externa del útero por lo que realizaron el procedimiento que duró casi cuatro horas.

TE SUGERIMOS  Reportan asesinato de dos hombres y hallazgo de un feto

 “Por el tamaño y peso del mioma, así como el propio crecimiento del feto; el cuerpo del bebé y algunos órganos de la madre empezaron a sufrir compresión y se advertía que el bebé podía ser aplastado y/o expulsado fuera del útero en cualquier momento, con riesgos muy altos para la integridad de madre e hijo”, de acuerdo con SDP Noticias.

Según un comunicado del Gobierno de México, el útero y feto fueron reimplantados y la paciente se recupera satisfactoriamente, al igual que el desarrollo del bebé.

Explicaron que se procedió a la extirpación del mioma o tumor que se encontraba en el útero y pues ponía en riesgo la vida de la paciente y el feto; el procedimiento ahora permitirá a la madre continuar con el embarazo y el parto programado por cesárea que se llevaría a cabo posteriormente.