Las inversiones en deportes están empezando a afectar al rendimiento sobre el campo

Es innegable que el deporte mueve a una enorme cantidad de personas. Una clara muestra reside en las casas de apuestas online, las cuales registran muchísima actividad día tras día no solo en Tijuana, sino también en el resto de México y de todo el mundo en general.

Así pues, no es de extrañar que los inversores de capital privado se fijen mucho en algunas disciplinas. Buenos ejemplos son la Fórmula 1, el baloncesto y el fútbol, aunque otras que son seguidas con pasión también están experimentando un cambio que vamos a detallar.

Nos referimos al aumento del rendimiento sobre el campo, el circuito o cualquier otro lugar en el que se desarrolle el evento deportivo. Conseguir esta mejoría no es fácil, puesto que se requiere una buena preparación física por parte de los profesionales, capacidad de liderazgo del entrenador o mánager, etcétera.

Sin embargo, poco a poco va consiguiéndose por medio de la economía. Lo demuestran a la perfección aquellos clubes y las entidades deportivas que, desde hace un tiempo, están logrando mejores resultados. En concreto lo empezaron a hacer desde que recibieron una inyección de liquidez muy notable.

Varias personas de gran importancia se han pronunciado al respecto. Una de las primeras en hacerlo fue Massimo Marinelli. Hablamos de un alto cargo de la compañía que en su momento decidió invertir en un club de fútbol inglés que tal vez conozcas: el Leeds United.

Este miembro del equipo ejecutivo afirmó que sus inversiones consiguieron y siguen haciéndolo mantener los talentos que ficha el propio equipo. Además, también indicó que las operaciones a nivel comercial se ven muy fortalecidas.

El señor Marinelli aseguró que dichos últimos movimientos no son vistos por los fans del Leeds con tan buenos ojos como los fichajes pero que, a pesar de ello, resultan igual de importantes o incluso más.

Recuperar lo invertido en menos de diez años

Todo inversor sabe que al llegar a un nuevo club de fútbol, una escudería de Fórmula 1 o cualquier otra entidad deportiva perderá mucho dinero al principio, ya que todo serán gastos. Así pues, ¿por qué los inversores de capital privado cada vez se decantan más por este tipo de acciones?

Básicamente porque muchos de ellos acaban recuperando todo lo que han invertido y, a partir de entonces, generan beneficios. En concreto, la cifra que suelen establecerse como máximo para que se produzca dicha recuperación es de diez años.

A pesar de ello, hay algunos inversores que prefieren no seguir viendo reducido su capital privado al cabo de siete años o incluso menos. Aunque hay muchos ejemplos de ello, analizaremos algunos de la liga española no solo negativos, sino también uno positivo, demostrándose en ambos casos que las inversiones llevan años empezando a afectar al rendimiento deportivo.

Inversiones en la Liga de España

A muchos mexicanos les gusta el fútbol no solo de su propio país, sino también del resto del continente, así como de Europa. En concreto hay una región que suele ser seguida fervientemente por los hinchas de Tijuana: España. Y no es para menos, puesto que su liga es muy atractiva, repleta de equipos competitivos que lo dan todo en cada partido.

Así como los ciudadanos de México se fijan en estos equipos, también lo hacen los inversores de capital privado. Fue lo que en su momento sucedió con Málaga, Racing de Santander y RCD Espanyol.

Tal vez recuerdes como el equipo malagueño acabó llegando muy lejos en la Champions League, un hito histórico difícil de prever incluso por parte de expertos en predicciones deportivas como los de Legalbet. Por desgracia, un injusto resultado ante el Borussia de Dortmund le echó de la competición. El mejor Málaga de la historia vino después de que empezasen las inversiones por parte de Al-Thani, un jeque catarí.

Por aquel entonces se podían pagar fichas astronómicas como la de Baptista, Van Nistelrooy, Duda, etcétera. A su vez, llegar tan lejos en la competición europea también supuso una importantísima inyección económica. Pero, ¿qué pasó después? La imposibilidad de abonar el importe de esas nóminas tan elevadas, así como una crisis de malos resultados, acabó traduciéndose en que el club bajase de categoría. Hoy en día está en la mitad de la clasificación de la Segunda División.

Algo parecido le pasó al Racing de Santander, aunque en ese caso el inversor fue Ali Syed, destinando una parte de sus ocho mil millones de libras de patrimonio a hacer crecer el club. Aunque en ese caso los resultados no acompañaron en el césped. Sin embargo, unos años después sí sucedió con el RCD Espanyol, un equipo de la ciudad de Barcelona.

Cuando el empresario Chen Yansheng decidió invertir capital privado en el club catalán dijo que en 3 o 4 años lo llevaría a la Champions League. Aunque no lo consiguió, acabó logrando un hito similar, ya que poco después se clasificó para la Europa League, algo que no conseguían desde hacía más de una década. Esta fue la clave definitiva que demostró que las inversiones privadas estaban empezando a afectar a los resultados deportivos.

Back to top button