Nacional

Jessi nunca tuvo relación con su asesino, le temía

“Sus padres la llevaban a todas partes, iban y venían por ella a la escuela, Jessi se sentía tranquila porque su acosador ya no estaba cerca de ella”.

AGENCIAS.-Jessi nunca tuvo relación con su asesino, le temía tanto que hasta cambió de Universidad al ser acosada por Oscar quien finalmente le arrebató la vida.

Varios medios de comunicación informaron acerca del feminicidio en Toluca, en una vivienda donde además de los restos de la joven de 23 años, encontraron los de otras dos víctimas el 30 de octubre de 2019.

De acuerdo con la periodista y activista Frida Guerrera quien pudo hablar con su familia asegura que Jessi nunca tuvo relación con su asesino, además la Fiscalía incumplió varios principios en la investigacióon de la desaparición.

“Jessica estudiaba psicología en la UNITEC campus Toluca, se estaba inclinando por la psicología educativa, quería hacer algo porque la educación de los pequeños mejorara, además de darles atención personalizada para que lograran ser niños y niñas felices”. Escribió la periodista.

Jessi se cambió de escuela para huir de su acosador

“Estando en esa escuela conoció a un sujeto que la acosaba, la atemorizaba, tanto que le hizo saber a su familia que le daba miedo, que no le gustaba cómo la veía y mucho más lo que le decía”, contaron los padres.

Jessica pidió a sus padres que la cambiaran de escuela por el temor que ese sujeto llamado Óscar le infundía.

“Sus padres la llevaban a todas partes, iban y venían por ella a la escuela, Jessi se sentía tranquila porque su acosador ya no estaba cerca de ella”.

“Pasaron los meses, y algo que aún no entienden qué, se dio aquel fatídico 24 de octubre de 2019, Jessi fue dejada en su escuela, su familia todavía vio como subía la banqueta para entrar a la escuela lo único diferente que había era un camión repartidor de agua, ella subió las escaleras, fue la última vez que la vieron con vida, alguien le hizo saber a Óscar donde se encontraba ella”, señala Frida.

A las 21 horas de ese día fueron a recogerla, ella no salió, recibieron una llamada de ella, “voy a una reunión, no se preocupen estoy con Óscar”. Su familia pensó en el padre de su hijo que así se llama, no en el sujeto que le generaba tanto terror, sin embargo, algo en su voz les hizo saber que algo no estaba bien.

Tras no saber de ella presentaron una denuncia ante la Fiscalía de Desaparecidos, pero tras ser ignorados al día siguiente se plantaron en el domicilio de Óscar acompañados de un policía de investigación y cuatro municipales quienes tocaron y cuando no abrieron la puerta se fueron y dejaron a la familia sola.

La familia insistió hasta que Óscar salió y negó conocer a Jessica y se atrevió a amenazar de muerte a la angustiada familia quienes tenían testimonios de que habían visto a su hija en ese lugar.

Los familiares de Jessica pasaron cuatro días frente al domicilio

La Fiscalía de Desaparecidos argumento que no había orden de cateo y que no había los suficientes elementos para solicitarla al juez. La familia completa pasó cuatro días fuera del domicilio de quien sabían tenía en contra de su voluntad a su hija.

El 27 de octubre el Óscar volvió a amenazar a la familia, más tarde salió y ofreció una disculpa, se refugió una noche más en la casa, para salir al siguiente día con una mochila en la espalda, desde entonces la familia no volvió a verlo.

El 30 de octubre finalmente entra la Fiscalía al domicilio luego de que Óscar fuera entrevistado fuera del mismo domicilio e inmediatamente después de que acudiera a rendir su declaración, dónde aseguró que ella había estado ahí pero que la había dejado en un taxi.

“Jessi yacía en el baño asesinada. La familia de Jessi en ese momento se retiró solo para acudir al SEMEFO, a reconocerla, con el pesar de saber que tal vez si les hubieran hecho caso hubiera sido rescatada con vida”.

“Jessica cumplió el pasado 15 de mayo, 23 años, un día inolvidable para su familia, unos días antes de ser robada, y asesinada, había preparado una parrillada para su familia”.

“Jessi no era, ni jamás fue la novia de su asesino, Jessi no tenía ninguna relación con él más que la de pánico, el sujeto se obsesionó con ella, y como un predador decidió asesinarla”, explica la periodista Frida Guerrera.

alfredoalvarez.mx
Tags
Back to top button
Close