Químicos en las prendas pueden afectar la salud de sus dueños

ESPAñA | SALUD | | JUEVES 2 DE MAYO DEL 2019 A LAS 8:40 AM

 

Nuevos estudios indican que su potencial tóxico llegaría hasta el consumidor final.

 

ESPAÑA.- Varias sustancias químicas utilizadas en la industria textil permanecen en la ropa y podrían tener efectos nocivos para la salud de quienes la usan.

 

Esta conclusión surge de un trabajo publicado en la revista Environmental Research.

 

El informe científico indica que bajo determinadas circunstancias de uso algunas prendas pueden ser riesgosas para la salud. Fue realizado por científicos de la Universidad Rovira i Virgili, de España.

 

Los investigadores no solo se refieren a los problemas alérgicos ya conocidos y que se generan por el contacto de la ropa con la piel, en especial en bebés y niños.

 

Según el trabajo algunas prendas tienen valores “no despreciables” de productos químicos que podrían llevar a riesgos sistémicos potenciales, e incluso significar “riesgos de cáncer no asumibles para los consumidores”.

 

“Aunque muchos de los productos químicos añadidos durante los procesos de fabricación de la ropa se enjuagan, las concentraciones residuales de algunas sustancias pueden permanecer y liberarse durante el uso por parte de los consumidores”, señala a la agencia española Sinc José Luis Domingo, uno de los autores del trabajo.

 

A través de la piel, el tóxico llega hasta la sangre, y de allí se redistribuye en diversos órganos y tejidos.

 

Otros factores también influyen. “No sería lo mismo utilizar unos vaqueros ceñidos a diario o una vez por semana. Tampoco es igual la exposición a través de un pijama que de un suéter o buzo que no entra apenas en contacto con la piel", aclara Domingo.

 

Sustancias detectadas

 

Entre los compuestos encontrados en las prendas y que suponen algún riesgo, los autores detectaron:

 

  • Retardantes de llama, que son disruptores endocrinos. Las concentraciones encontradas suponen una exposición dérmica nada despreciable en las personas.
  • Antimonio en prendas con poliester en niveles altos lo que supone un riesgo carcinogénico.
  • Aminas aromáticas y pigmentos azoicos que provocan alergia. La presencia de aminas mutagénicas en los textiles es “mucho más preocupante de lo que se esperaba anteriormente”.

 

Estas sustancias sirven para el blanqueo, impresión, teñido, impregnación, recubrimiento o plastificación durante la fabricación de la ropa.

 

 

Legislación y más estudios

 

Los científicos recomiendan dilucidar cuáles son los químicos más preocupantes en términos de exposición dérmica a través de la ropa.

 

“Se deben realizar estudios para prevenir los riesgos potenciales para la salud de los consumidores, muy especialmente los bebés y los niños”, concluyen.

 

También piden que la legislación de los países tenga en cuenta este riesgo, en especial en los países donde se produce la ropa.

 

Impacto conocido

 

Cada año se producen 80.000 millones de prendas nuevas en el mundo.

 

El impacto de esta industria es bien conocido en el ambiente a partir de sus aguas residuales. de las fábricas de China, India y Bangladesh, donde se fabrica la mayoría de estos productos.

 

 

 



 
Compartir
Twittear

HISTORIAS RELACIONADAS