Baja California sin casos de sarampión desde 1993

TIJUANA, B.C. | SALUD | | DOMINGO 28 DE ABRIL DEL 2019 A LAS 9:36 AM

 

Es importante resaltar que en México no se tiene registro de casos autóctonos de sarampión desde 1996

 

Ante la incertidumbre en relación a la presencia de casos de sarampión en el mundo, la Secretaría de Salud informa que Baja California desde 1993 no tiene registro de casos autóctonos, gracias a las acciones permanentes del programa de vacunación.

 

El Director de Servicios de Salud del ISESALUD, Néstor Saúl Hernández Milán, informó que en México se tienen avisos preventivos de viaje a países como Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos de América y Venezuela; así mismo existe otro aviso para personas que viajen a Europa, países que tienen registro de casos de trasmisión local de sarampión.

 

Se tiene conocimiento que está circulando información principalmente en redes sociales, convocando a revacunarse contra el sarampión a la población nacida entre 1971 y 1981, por lo que se pide a la población no alarmarse, pero si revisar su cartilla de vacunación para cerciorarse que cuente con las dos dosis contra este padecimiento, la cual se aplica al año la primera dosis y a los 6 años la segunda dosis.

 

Cabe recordar que México inició la vacunación contra el sarampión en 1970; en 1973 se crea el Programa Nacional de Inmunizaciones, con el que se organiza la vacunación masiva y se inicia la aplicación simultánea de 5 vacunas entre la que se encontraba la vacuna monovalente contra el sarampión.

 

Para 1980 se crean las fases intensivas de vacunación antisarampión (FIAVAS), con duración de una semana cada año, que fortalecieron la vacunación permanente contra esta enfermedad y en el año 2000 se inicia la vacunación masiva con vacuna doble viral (SR) en adolescentes y adultos.

 

Es importante resaltar que en México no se tiene registro de casos autóctonos de sarampión desde 1996 y en Baja California desde 1993, esto debido a las campañas permanentes anuales de vacunación.

 

Explicó que el sarampión es una enfermedad contagiosa causada por un virus, los síntomas son fiebre, tos, secreción nasal, ojos rojos y la presencia de erupción cutánea (exantema); se trasmite por contacto con gotitas provenientes de la nariz, la boca o la garganta de una persona infectada, el manejo de la enfermedad es sintomático.

 

Por lo que es muy importante que los niños cuenten con su esquema de vacunación completo, se invita a los padres de familia revisar la cartilla de salud, si le falta una dosis, acudir a la unidad de salud más cercana, con estas sencillas acciones contribuyen a proteger a los que los rodean.

 

 

 

 



 
Compartir
Twittear