Absuelven a reportera que pateó a refugiados

HUNGRíA | INTERNACIONAL | | JUEVES 8 DE NOVIEMBRE DEL 2018 A LAS 12:01 PM

 

En 2017, el Supremo húngaro la sentenció a tres años de libertad condicional después de la difusión del video

 

Hungría.- La reportera Petra László, conocida a nivel mundial en 2015 por patear y poner una zancadilla a varios refugiados cerca de la frontera con Serbia, fue absuelta por el Tribunal Supremo de Hungría tras considerar que no cometió ningún delito y solamente su conducta se puede clasificar como una infracción que ya prescribió.

 

El anuncio fue realizado a través de un comunicado oficial del Supremo que informa de la anulación de la sentencia dictada en octubre de 2017, que dispuso una condena de tres años de libertad condicional por vandalismo.

 

"Lo cometido por la reportera acusada no constituye un delito, pero sí una conducta ilícita, que también es moralmente censurable y sancionable por la ley, indica la sentencia.

 

De acuerdo a las leyes del mencionado país, la infracción ya prescribió y habría "que suspender el procedimiento".

 

Es importante recordar que la periodista húngara Petra László, se desempeñaba como colaboradora de un canal de televisión local identificado como N1 y que es cercana al partido de extrema derecha Jobbik.

 

En septiembre de 2015, László fue grabada cuando agredía a refugiados serbios, cuando ellos formaban parte de un centenar de refugiados que trataban de escapar de una zona en la que policías de la frontera de Hungría, los había confinado. 

 

Fue en ese momento, cuando se registra el desagradable evento en donde se capta que László, primero pateó a una niña y poco después trató de dar una zancadilla a un hombre sirio que llevaba a su hijo en brazos, y que fue identificado como Osama Abdul.

 

Tribunal Supremo de Hungría comunicó que para que algo sea definido como "vandalismo" debe ser una conducta antisocial y que sea contraria a la comunidad. En el razonamiento de los jueces no queda demostrado que lo realizado por la reportera buscaba algún daño a esas personas.

 

Después de hacerse público el caso, Osama Abdul fue contratado posteriormente en España por la Escuela Nacional de Entrenadores de Fútbol (Cenafe) de Getafe, donde se desempeñó durante un año. 

 

 



 

 
Compartir
Twittear