TIJUANA. La Fiscalía Regional de Tijuana, tras la presentación de pruebas por parte de la agente del Ministerio Público, obtuvo la vinculación a proceso de Carlos Antonio “N”, que quedó en prisión por atacar a un conductor de aplicación para robarle 200 pesos.

Noticias Relacionadas

El acusado es investigado por hechos ocurridos el día 27 de abril de 2024, aproximadamente a las 18:50 horas, cuando en compañía de otras dos personas (una mujer y un hombre) viajaban a bordo de un vehículo marca Nissan Versa, color naranja, con placas de circulación del estado de Baja California, mismo que conducía la víctima.

Al llegar a la calle Trinidad Rodríguez y calle Maclovio Herrera de la colonia Francisco Villa, Carlos Antonio “N” sacó una navaja y la puso en el lado derecho del cuello de la víctima, indicándole que le entregara todo el dinero, de lo contrario, lo lesionaría. Posteriormente, sacó de la bolsa frontal derecha del pantalón del ofendido la cantidad de 200 pesos y desprendió de la base un teléfono celular.


Catean oficinas de ADC por fraude en compra de autos


El imputado le cuestionó al ofendido si era todo el dinero que traía y al contestar que sí, lo lesionó con la navaja en las costillas del lado derecho y la mano derecha, causándole una alteración en su salud.

Carlos Antonio “N” fue detenido momentos después por los oficiales de la Policía Municipal, previo señalamiento de la víctima, además se le encontró en su poder la navaja y el dinero antes descrito.

Como resultado de las diligencias realizadas por el Representante Social, se recopilaron testimonios e indicios que derivaron en la vinculación a proceso de Carlos Antonio “N”, así como prisión preventiva como medida cautelar. Se otorgaron dos meses para llevar a cabo la investigación complementaria.

Con base en estrategias efectivas y sólidas, la Fiscalía General del Estado reitera el firme compromiso de fortalecer todas las acciones de investigación posibles para esclarecer delitos y combatir la impunidad, buscando que los culpables sean procesados y se les aplique el castigo que por ley les corresponde.