Rébsamen compró dos pólizas; cobró por diez a los padres

CIUDAD DE MEXICO | NACIONAL | | JUEVES 12 DE OCTUBRE DEL 2017 A LAS 9:19 AM

 

Salen mas malos manejos de la escuela

 

El colegio Enrique Rébsamen cobró más de 130 mil pesos a los padres de familia por asegurar a 326 alumnos, pero por las pólizas que contrató sólo pagó 13 mil 652 pesos.

De acuerdo con papás de la comunidad escolar, la administradora, Elsa Pichardo Velaustique, les dio a firmar un documento, redactado por la escuela y que ella guardó en su oficina, para que aceptaran que 400 de los siete mil pesos que en promedio pagaron por inscripción se destinaran al pago de un seguro contra accidentes escolares.

El único método de pago para la inscripción y el seguro fue en efectivo y directamente en las oficinas del plantel. El primer día de clases las maestras incluso pidieron a los alumnos el recibo para poder ingresar a la escuela.

“Elsa nos explicó que este seguro era opcional, que funcionaba a través de reembolsos y que la propia miss Mónica sería quien se haría cargo de las diligencias en caso de algún accidente”, afirmó a Excélsior Jaqueline Carbajal, madre de Luna, alumna de último año de preescolar.

A pesar de que los papás aportaron en conjunto 130 mil 400 pesos antes del inicio del ciclo escolar, que fue el 21 de agosto, fue hasta tres semanas después, el 12 de septiembre, cuando se contrató con Inbursa el seguro colectivo.

El Rébsamen pagó primero ocho mil 616.50 pesos por la póliza 1930130124954 para cubrir a 214 alumnos de preprimaria y primaria. Luego cinco mil 035.52 pesos por la 1930130124945 para 112 de secundaria. En ambos documentos sólo los mayores de 12 años quedaron asegurados por 20 mil pesos en caso de muerte accidental, como este diario dio a conocer ayer.

Los 326 alumnos asegurados tenían derecho a recibir diez mil pesos de reembolso en caso de accidente o en caso de pérdidas orgánicas.

A la mayoría de los 19 papás que tuvieron que recoger a sus hijos muertos el día del terremoto les pareció una burla el monto de la indemnización, por lo que no se han acercado a la aseguradora. También reprocharon que ninguna autoridad del colegio se presentó con ellos en medio de la tragedia para ofrecerles asesoría sobre los seguros, como se los había ofrecido la administradora Pichardo Velaustique.

Fue hasta el 25 de septiembre y a través de mensajes de WhatsApp de otros papás y maestros, que se enteraron de las condiciones del seguro colectivo y que Inbursa accedió a pagar los 20 mil pesos de indemnización por niño muerto, sin importar la edad.

Una madre tuvo que esperar más de 15 horas para que recuperaran el cuerpo de su hija, sin que nadie, más que vecinos y maestras, le dieran informes sobre cómo iba el rescate. Además, sin el apoyo de la institución tuvo que organizar el funeral de la menor.

Hasta este momento, la directora y dueña del colegio, Mónica García Villegas, sigue sin dar la cara a los padres.

Quienes tuvieron que hospitalizar a sus hijos después del terremoto por los efectos que les provocó inhalar gas y polvo que generó la estructura colapsada del colegio también consideraron “ridículos” los diez mil pesos con los que se les pretende indemnizar.

Jaqueline Carbajal dijo que pagó 40 mil pesos sólo por los cinco días que su niña estuvo hospitalizada, además de medicinas. Luna, una alumna de cinco años, padeció neumonía quimicotóxica y luego tuvo un cuadro asmático que deberá ser atendido por lo menos durante cuatro meses.

“Los doctores siguen sin poder diagnosticar si el asma que por la neumonía desarrolló mi hija será pasajero o desaparecerá con el tiempo”, contó Jaqueline.

Ivonne, madre de Axel Rodrigo, quien cursa la secundaria, aseguró que atraviesa por una situación parecida porque él estuvo hospitalizado seis días luego de presentar una neumonía.

“El pediatra me dijo que mi hijo tenía los pulmones como si llevara mucho tiempo de fumar”, explicó. La factura que Ivonne recibió del hospital privado que atendió a su hijo fue mayor a 110 mil pesos.

“¿Qué hacemos con una indemnización de diez mil pesos? Con ese dinero no alcanzamos a cubrir ni las medicinas que seguimos comprando”, reprochó.

 

 



 
Compartir
Twittear

HISTORIAS RELACIONADAS

 

 

 

 

2900630 claudia